Búsqueda personalizada


12/6/14

Uber: otra disrupción, y otra industria que no sabe reaccionar ante ella

Vamos a poner las cosas en su sitio: es muy posible que el negocio de Uber deba ser regulado. Que los taxistas tengan razón en algunas de sus protestas, que no sea adecuado tener a una industria machacada con impuestos y requisitos, y luego permitir que un servicio claramente competitivo opere en un entorno sensiblemente más desregulado. Si fuera taxista, seguramente estaría muy enfadado, como es natural: pagar una licencia que cuesta más que algunos pisos, tener que instalar taxímetros, impresoras y capillas homologadas y con precios inflados hasta el límite de lo demencial, y estar sometidos a infinidad de restricciones para que luego venga otro y se los salte no debe sentar nada, pero nada bien.

desde http://ift.tt/1hLeeAQ

Share/Bookmark

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada